Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘ARTÍCULOS’ Category

Ciertos actos de conciencia -las formas puras- no son  completados por imágenes, ni formas, al no estar estructuradas; La forma pura, de imagen pura, está en la base del recuerdo, y aparece en la conciencia sin forma determinada, buscando al objeto o imagen que la complete. Aunque no es representable, se experimenta como: objeto del acto de compensación estructuradora de la conciencia en el mundo, o realidad trascendente al transcurrir, y en el psiquismo tiene atributos del plano de la inmortalidad, correspondiente a la conciencia en reposo (trascendida).

La inmortalidad compensa el continuo deambulaje de la conciencia, descendiendo al tiempo. Así su búsqueda tiene realidad psicológica para la conciencia, hallándose en su estructura dinámica, y avanza -en su proceso- completándose con arquetipos que decaen cíclicamente.

Algunos afirmaran de tal fenómeno existe, pero no podrán definirlo, pero no obstante es una estructura de registro interno total que corresponde al total sistema de representación cenestésico, sin localización precisa, concerniendo a todo el espacio de representación donde caben ser  representados todos los objetos del mundo y hasta uno mismo, a la par que la forma pura puede estar representada en uno mismo. No se sabe bien de que se trata, es forma que se puede procurar alcanzar; es imagen que puede polarizar al psiquismo en esa dirección, capaz de dar sentido a la vida. Y esto, tan extraordinario en la conciencia,  sucede porque -de esta forma- se tiene registro………

Extraído de la morfología de J. Caballero

Anuncios

Read Full Post »

del ESPECTRO DE LA CONCIENCIA

En la obra del enunciado, Kem Wilber, uno de los mejores pensadores de nuestra época, promotor de la moderna psicología transpersona,l  con total brillante, escribe:

“Cuando el Universo en su conjunto aspira a conocerse a sí mismo a través de la mente humana, ciertos aspectos de dicho universo deben permanecer ocultos, Con el despertar del conocimiento simbólico parece emerger una dicotomía en el universo entre el conocedor y lo conocido, el pensador y lo pensado, el sujeto y el objeto y la esencia de nuestra conciencia, en tanto que conocedora e investigadora del mundo externo, escapa a su propia comprensión y permanece como lo Desconocido, lo Oculto y lo Inalcanzable, del mismo modo que nuestra mano puede asir muchos objetos, pero jamás puede asirse a sí misma, o que nuestros ojos pueden ver el mundo pero no a sí mismos”

Read Full Post »

ARTICULO DEL DIARIO LA OPINIÓN

En el diario “La Opinión” de Argentina, del 22-11-2009, hemos encontrado escrito por su director Nazar el siguiente artículo

          

                                        En nuestra nota del domingo pasado nos referimos a los esenios, a la masonería y la influencia de ésta última en los acontecimientos de la Revolución Francesa, y el simbolismo que declara la existencia de un principio regulador del mundo denominado Gran Arquitecto del Universo,  y tiene como finalidad fundamental el de Libertad, Igualdad, Fraternidad. Ese fue el grito que enarbolaron los revolucionarios franceses de la toma de La Bastilla. No se discute ya la influencia que tuvieron los masones en la independencia de Estados Unidos con John Adams, Benjamín Franklin y Tomás Jefferson a la cabeza y la confección del diseño del sello del nuevo Estado. El diseño del dólar estadounidense, tiene alegorías masónicas. También aludimos en dicha publicación a la influencia ejercida por la masonería en la independencia de las colonias españolas en América ya  la condición de grandes masones como Francisco de Miranda, Simón Bolívar y José de San Martín.
Comentábamos también quiénes eran los esenios, surgidos 150 a. C. Esta era una comunidad de terapeutas que curaban por imposición de manos. Vestían túnicas blancas enterizas y vivían apartados en conventos amurallados en el desierto. En la búsqueda de restos arqueológicos se han encontrado documentos, cartas y papeles, así como monedas, restos de utensilios y otros elementos probatorios de su existencia. La Orden de los Esenios –según el cronista e historiador de la época, Flavio Josefo- habrían sido protectores de la Sagrada Familia. Los esenios eran enemigos de los judíos y estaban en contra del sacrificio de animales.  

Los templarios

Según las referencias obtenidas, Salomón fue un rey que gobernó Israel unos mil años antes de Cristo. Este rey, a quien se le adjudicaba enorme sabiduría y sentido de justicia, construyó un templo en honor de Yahvé. Este templo fue construido utilizando los mejores materiales traídos desde todos los reinos conocidos en aquel entonces y, real o imaginario, esta construcción se dice que encubría bajo aspectos simbólicos todo el saber de la época. Así mismo se dice que todo el edificio era de proporciones exactas, de inmensa belleza y exuberantes riquezas. El templo de Salomón respondía, pues, a un modelo y dimensión procedentes de la tradición gnóstica esotérica e iniciática. Construído de forma concéntrica se hallaba en su centro el “Sancta Santorum” donde se custodiaba el “Arca de la Alianza”, estando este recinto velado sin que nadie pudiera traspasar a su interior bajo pena de muerte. Cuatro siglos después este templo fue destruido por las tropas de Nabucodonosor, y comenzó con esta pérdida la leyenda del Templo de Salomón.
San Bernardo de Charaval, monje perteneciente al Cister, conocido también como el último druida, fue el encargado de traducir y estudiar los textos sagrados hebraicos hallados en Jerusalem después de la toma de la ciudad en la primera Cruzada. Años después publicó un texto “De laude novae militiae”, en que sugería la necesidad de unos monjes soldados que defendían la fe por medio de la espada.
En el año 1118 se presentaron ante el rey de Jerusalem, Balduino II y pidieron permiso para defender a los peregrinos de occidente que viajaban hasta allí para visitar los Santos Lugares; a cambio, les debían permitir residir en los terrenos que anteriormente ocupaba el templo de Salomón. Pero curiosamente, se encerraron durante nueve años dedicándose exclusivamente, según dijeron, a la oración y a la meditación, sin sirvientes y sin dejar entrar a su recinto a nadie sin su consentimiento.
Qué hicieron durante esos nueve años, qué encontraron, es un secreto que nunca fue revelado. Durante el proceso que sufrieron los últimos templarios Ganceraud de Montpezat declaró: “Tenemos tres artículos (de los estatutos) que nadie conocerá, excepto Dios, el diablo y los maestros”, lo que pone de manifiesto que preferían hacerse cortar la cabeza antes que revelarlos.
Lo que sucedió después, su expansión, su inmenso poder, su leyenda, quizás sólo esconda el mayor de los misterios de los monjes soldados, el poder que llegaron a conseguir, hasta llegar a ser un estado dentro del estado y una Iglesia dentro de la Iglesia.
 Tanto poder, tanta riqueza despertó las envidias de reyes y papas. El año 1306 el Papa Clemente V llamó a consulta al último Gran Maestre conocido de la Orden del Temple, Jaques de Molay, acudiendo a la llamada del Papa acompañado de un séquito propio de un rey. Tras entrevistarse con el Pontífice en Avignón, se dirigió a París donde, en olor de humildad, fue recibido por el empobrecido y envidioso rey de Francia, Felipe el Hermoso.
Lo que ocurrió después, redadas, acusaciones, torturas y confesiones, jalonaron años de prisión y la condena final de morir en la hoguera al Gran Maestro  y cincuenta y cuatro de sus acompañantes. Ya en la pira funeraria Jaques de Molay ante sus verdugos, minutos antes de morir, dirigiéndose a quines lo habían condenado, los sentenció: “La desdicha llegará pronto a quienes nos condenan sin justicia. Muero con esa convicción”. Un mes después Clemente V moría de una dolencia extraña, ese mismo año Felipe el Hermoso moría arrollado por un jabalí y una muerte extraña alcanzó también al caballero que los había juzgado, Guillermo de Nogaret. Tras esa luctuosa jornada los Templarios desaparecieron llevándose en su diáspora sus secretos y alimentando aún más su secular leyenda.

Los rosacruces

La Orden Rosacruz fue fundada, según ciertas leyendas, por Christian Rosenkreuz, caballero del siglo XV. El símbolo que identifica a la Orden está normalmente compuesta por una o más rosas decorando una cruz. En algunos casos se usa una cruz envuelta por una corona de rosas; junto al símbolo puede aparecer un triángulo doble o una estrella. En otros casos  es simplemente una cruz con una rosa en el centro, que es la más de uso común. Algunas veces la rosa o la cruz están  adornadas con símbolos cabalísticos y alquímicos. El símbolo varía, dependiendo de la fraternidad en cuestión.


Rosa-cruz también designa al séptimo y último grado de la cuarta orden del rito masónico francés y el grado dieciocho en el rito Escocés Antiguo y Aceptado denominado “Soberano Príncipe Rosacruz, caballero del águila y el pelícano”, que tiene como símbolos principales el pelícano, la rosa y la cruz. El rosacrucismo suele denominarse igualmente cristianismo esotérico. Históricamente la Orden tuvo su inicio con la publicación de Fama Fraternitas Rosae Crucis en 1614. Otros documentos importantes de la fundación de la Orden fueron: Confession Fraternitatis (1615) y The Chynicasl Marriege of Christian Rosenkreuz (1616). Es asimismo significativa la influencia de los rosacruces en la masonería.

Read Full Post »