Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘INSPIRACIONES’ Category

Asi comienza la revelación de Juan de Jerusalem, cofundador del Temple 

                cordero                                                       (Compuesto, desde La Profecia de los Templarios)

                         Cuando empiece el año mil que sigue al año mil

El oro hervirá en la sangre. Quien contemple el cielo contará denarios; quien entre en el templo hallará mercaderes; los dignatarios serán usureros. La espada defenderá a la serpiente.   Las ciudades serán como Sodoma y Gomorra, pero el fuego permanecerá latente , y los hijos de los hijos convertidos en nube ardiente elevarán los viejos estandarte.

 El hombre habrá habitado con sus criaturas, el cielo, la tierra y los mares ; mandará, pretendiendo los poderes de Dios y no conocerá límite.Pero todo se le sublevarán; titubeará embriagado; y galopando cual caballero ciego. a golpes de espuela, se internará en el bosque, al final del cual le espera el abismo.

Se levantarán torres de confusión en cualquier lugar de la tierra, en Roma y  Bizancio; se abandonaran los cultivos; se buscará aplicar  la ley del   propio provecho, pero ya  los bárbaros ocuparan las ciudades; y no habrá para todos pan,  ni nada no sera suficiente; entonces, las desperanzados provocarán grandes incendios.

 El hambre oprimirá a muchos hombres, y el frío helará muchas manos, por lo que estos querrán conocer otro mundo, y llegarán los vendedores de ilusiones ofreciendo el veneno, pero éste les destruirá los cuerpos y pudrirá las almas; y quienelo mezclasencon su sangre será como bestia salvaje atrapada, que matará y violará y despojarány robará, y la vida devendrá en un Apocalipsis diario.

 Todos intentarán disfrutar al máximo; El hombre repudiará a su esposa tantas veces como desee; la mujer tomará al que le plazca, y dará a luz  sin poner el nombre del padre. Nadie guiará al niño. y cada cual estará sólo ante los demás. La tradición se perderá; La ley será olvidada, como si no hubiera sido anunciada y el hombre volverá a ser salvaje.

 El padre buscará placer en su hija, el hombre en el hombre, la mujer en la mujer, el viejo en el impúber, y todo ocurrirá a la vista de todos.  La sangre se hará impura;  de lecho en lecho se extenderá el mal , el cuerpo revelará la podredumbre de la tierra, rostros consumidos y miembros descarnados; será así el amor una peligrosa amenaza para aquellos que se conozcan sólo por la carne.

 Quien lance proclamas de promesa y de ley no será oído;y  quien predique la fe en Cristo,  perderá su voz en el desierto.  Por todas partes creceran las religiones infieles; falsos meshías reunirán a hombres encegados, y el infiel armado como antes nunca  hubiese estado, hablará de justicia y derecho, pero su fe será de sangre y  fuego; se vengará de la cruzada.

En el fragor de muerte provocada como tormenta sobre la tierra; los bárbaros se entremezclarán con los soldados de las últimas legiones; los infieles habitaran el corazón de las ciudades santas; y todos, se altenaran,  bárbaros, infieles y salvajes,  sin orden ni norma El odio será como llama en bosque seco; los bárbaros masacrarán a los soldados; los infieles degollarán a los creyentes; el salvajismo de cada uno y de todos, y las ciudades srán heridas de muerte.

 Los hombres su juzgarán por su sangre y su fe; nadie escuchará el corazón sufriente de los niños; a quienes se les echará del nido; ni nadie les podrá proteger de la mano armada con guantelete. El odio inundará las tierras pacificadas. Nadie ni los viejos ni los heridos, se librará; las casas serán destruidas o saqueadas; los unos ocuparán el lugar de los otros; y todos cerrarán los ojos para no ver las violaciones.

 Todos conocerán cuanto ocurre en cualquier lugar de la tierra; se verá al niño con los  huesos marcados en la piel, al que tiene los ojos cubiertos de moscas, y al que se da caza como a las ratas. Pero el hombre volverá su rostro, tan sólo se preocupará de sí mismo. Dará un puñado de grano por limosna, mientras que dormirá sobre sacos llenos; lo que dé con una mano lo recogerá con la otra.

El hombre comerciará con todo, a todo le habrá puesto precio: el árbol, el agua y el animal; nada más será realmente dado y todo será vendido. Entonces el hombre no valdrá más que su peso en carne; se comerciará con su cuerpo como con canales de ganado; usarán su ojo y su corazón; nada será sagrado, ni su vida ni su alma; disputarán sus despojos y su sangre como si se tratase de carroña.

El hombre habrá cambiado la faz de la tierra, proclamándose señor y soberano de bosques y manadas; habrá surcado el sol y el cielo; y trazado caminos en los ríos y en los mares.  Pero la tierra estará yerma  y estéril, el aire abrazará y el agua será fétida; y la vida se marchitará porque el hombre habrá agotado las riquezas del mundo, y quedará él solo como un lobo, en el odio a sí mismo.

Los niños serán vendidos o esclavizados,  muchos se servirán de ellos, para disfrutar de su piel joven o tratándolos como a animales serviles. Se olvidará su debilidad sagrada y su misterio; se le tratará como al  potro que se doma, o al cordero que se sacrifica, y el hombre será barbarie.

La mirada y el espíritu de los hombres quedará presa y ebria sin saberlo, tomando a las imágenes y los reflejos por la verdad del mundo; se obrará   con ellos como con  el cordero. Vendrán los carniceros, y los agruparán en rebaños para guiarlos mejor al abismo, y les enfrentaran a los unos contra los otros; y los matarán para tomar sus lanas y su piel,es y quien sobreviva será despojado de su alma.

Gobernarán soberanos sin fe, que esconderán sus rostros y ocultaran sus nombre, mandando sobre  multitudes pasivas, desde fortalezas perdidas en los bosques. Ellos decidirán la suerte de todo y de todos; nadie participará en sus asambleas,  todos creram ser  siervos libres y caballeros; Y tan sólo se levantarán, los de las ciudades salvajes y los de creencias heréticas, pero estos serán vencidos y quemados vivos.

 Los hombres serán numerosos sobre la tierra, como hormigueros en el que clavar un bastón; se moverán inquietos y la muerte los aplastará como a insectos enloquecidos, con su talón . Grandes movimientos, enfrentáran los  unos contra los otros; las pieles se entremezclarán, pieles oscuras  con pieles blancas; también la fe, la de Cristo con la del infiel; algunos querrán predicar paz concertada, pero el mundo luchará entre tribus enemigas.

 Se querrán franquear todas las murallas; las madres parecerán viejas; elcamino de la naturaleza se abandonará, y las familias como granos estarán separadas sin que nada sea capaz de reunirlas. Será, otro mundo; errando sin vínculos, desbocados, corriendo sin guía en cualquier dirección; desgraciado el caballero que cabalgue esta montura; pues carecerá de estribos y se precipitará en la zanja.

Los hombres no confiarán en la ley de Dios, y querrán guiar sus vidas; elegir a sus hijos en el vientre y matar a aquellos que lo deseen. ¿ Qué será de estos pretendidos dioses? los poderosos se apropiarán de sus mejores tierras y de sus mujeres más bellas; los pobres y los débiles serán ganado; y los pueblos plazas fuertes; el miedo se instalará en los corazones como veneno.

 Secretamente habrá surgido un orden oscuro; que se servira del odio y del veneno; codiciando siempre más oro,  extenderá su reino por toda la tierra, sus servidores unidos por pactos de sangre. Los justos y los débiles su regla acatarán; los poderosos les servirán; la ley será la dictada en la sombra; el veneno entrará haste en las iglesias y el mundo avanzará con este alacrán  bajo su planta..

 Muchos quedarán  de brazos cruzados, quietos, o marcharán  sin rumbo fijo, con los ojos vacíos, sin forja donde batir metal, ni campo que cultivar. Serán como simiente que no puede echar raíces; errantes y empobrecidos, humillados y desesperados; los más jóvenes y los más viejos, a menudos sin hogar, su única salvación será la guerra, y combatirán incluso entre ellos, y odiarán su vida.

 Las enfermedades del agua, del cielo y de la tierra, atacarán al hombre y le amenazarán; querrá hacer renacer lo que ha destruido y proteger su entorno; tendrá miedo de los días futuros. Demasiado tarde; el desierto devorará la tierra y el agua cada vez más profunda, se desbordará imprevistamnte, llevándose todo por delante como en un diluvio, para desaparecer en el día siguiente  y el aire consumirá los cuerpos de los débiles.

La tierra temblará, las ciudades se hundirán; lo construido sin escuchar los sabios consejos será amenazado y destruido; el lodo inundará pueblos y el suelo se abrirá bajo los palacios. El hombre en su loco orgullo, no atenderá el clamor de la tierra; y sobrevendrán incendios que destruirá las nuevas Romas y, de entre los escombros, los pobres y los bárbaros saquearán las riquezas abandonadas.

El sol quemará,pues el aire ya no será el velo que protege del fuego, sino una cortina agujereada, y la luz ardiente consumirá las pieles y los ojos.     El mar se alzará enfurecido; ciudades y riberas inundadas, continentes enteros desaparecerán; los hombres refugiados en las alturas , olvidando lo ocurrido, iniciarán la reconstrucción.

Realizarán el espejismo; y con sus sentidos ofuscados creerán tocar lo que no existe; seguiendo caminos ilusorios   Pero no sabrá distinguir entre lo real y lo irreal, perdiéndose en laberintos; quienes promuevan espejismos se burlarán de los  pueriles, y engañándoles los convertirán en perros rastreros.

Los animales que Noé embarcó en el arca, entre las manos del hombre, serán  bestias transformadas según su voluntad; pero ¿quién se preocupará de su sufrimiento vital?  El hombre habrá hecho con cada animal lo que ha querido, y destruido innumerables especies. ¿En qué se habrá convertido el hombre que cambia las leyes de la vida? ¿Será el igual de Dios o el hijo del diablo?

Se deberá temer por el hijo del hombre; acechado por la desesperación; deseado por uno mismo; acosado por el placer a veces venderá su cuerpo. Hasta el protegido por los suyos, estará en peligro de tener el espíritu muerto; vivirá en el espejismo ¿Quién le guiará cuando no tenga maestro? Nadie la habrá enseñado a esperar y a actuar.

 El hombre se creerá Dios, aunque no progresase desde su nacimiento; atacará, cual Prometeo cegado, por la ira y los celos, con su brazo armado con el poder del que se ha adueñado; y podrá destruir todo a su alrededor. Como enano con la fuerza de gigante; avanzará con pasos inmensos pero sin saber el camino a tomar, su cabeza ya no sabrá por qué vive o muere. Será, como siempre, el loco que gesticula o el niño que gime.

Regiones enteras como botín de guerra, más allá del límite antiguo del Imperio; los hombres degollándose en las ciudades, entre tribus aquí y allá, entre creyentes. Judíos y musulmanes no cejará de enfrentarse, en la tierra de Cristo como campo de batalla; los infieles queriendo defender la pureza de su fe ; la muerte como estandarte de un tiempo nuevo avanzará por el  mundo .

Multitudes excluidas de la vida; sin derechos, ni techo, ni pan; desnudos, no tendrán más que su cuerpo para vender; y serán expulsados lejos de las torres de la opulencia. Se agitarán con remordimientos; ocuparán regiones y proliferarán; escucharán las prédicas de la venganza y se lanzarán al asalto de las torres orgullosas, entonces habrá llegado el tiempo de las invasiones bárbaras.

El hombre ahondará el laberinto oscuro; temeroso cerrará los ojos, ya no sabrá ver; desconfiará de todo y de cada paso, pero no le será permitido detenerse.  La voz de Casandra, que avisa potente y clara, no será  oída,  pues avariciosamente se empizanará su cabeza en fantasías, furto del engaño de sus maestros, y de malos consejeros.

 simbolo juanista

 

  Llegados plenamente al año mil que sigue al año mil

Los hombres por fin abrirán sus ojos, lejos de sus ciudades, se verán y oirán de un confín al otro de la tierra y, conocerán, que lo que golpea a uno hiere al otro. Formarán un cuerpo único del que cada cual será una minúscula parte, y juntos construirán el corazón, y habrá una lengua para ser hablada por todos y nacerá, finalmente,  el gran humano

 El hombre habrá conquistado el cielo; creará astros en el gran mar azul y en ellos navegará. Soberano del agua, habrá construido ciudades náuticas, y se nutrirá de las cosechas del mar; vivirá así en todos los rincones y nada le será prohibido.

Podrán penetrar las profundidades de las aguas; su cuerpo será nuevo y serán peces; volarán más alto que los pájaros, como si la piedra no cayera. Se comunicarán entre ellos. Pues su espíritu estará tan abierto querecogerá todos los mensajes, y los sueños se compartiran y vivirán como el más viejo de los hombres, aquel del que hablaban los textos sagraos

 Conocerá el espíritu de todas las cosas; de la piedra o el agua, del cuerpo del animal o la mirada del otro; habrá penetrado los secretos que los dioses antiguos poseían y descorrerá puerta puerta el laberinto de la vida nueva Creará con la fuerza con que brota una fuente; enseñará el saber a la multitud, y los niños conocerán la tierra y el cielo como nunca antes fuere conocido. El cuerpo del hombre será más grande y hábil, y su espíritu abarcara  y poseerá todas las cosas.

El hombre no será el único soberano, la mujer empuñará el cetro; será la gran maestra del futuro e impondrá  lo que piense alos hombres, será la madre del año mil tras el año mil. Difundirá la dulzura tras los días del diablo; la belleza tras la fealdad de la barbarie; el año mil después del año mil cambiará rápidamente; se amará y se compartirá, se soñara y se dará vida a los sueños.

 El hombre conocerá un segundo nacimiento; el espíritu anidará en las gentes, que comulgarán en fraternidad; entonces se podrá anunciar el fin de lan barbarie Tiempo de renovar la fe;  tras los días negros, empezarán los días felices; el hombre reencontrará el camino de los hombres y la tierra será ordenada.

 Los caminos irán de una punta de la tierra y del cielo a la otra; los bosques serán de nuevo frondosos y los desiertos habrán sido irrigados; las aguas habrán retomado su pureza. La tierra será un jardín; y el hombre velará por cuanto vive; purificará lo que ha contaminado; sentirá a la tierra su hogar, y sabiamente pensará en el mañana.

 Todo como movimiento ordenado; se conocerá todo del mundo y del propio cuerpo; se soñará la enfermedad antes de que aparezca; todos se autocurarán. Se habrá entendido la necesidad de ayudar para mantenerse, y tras los tiempos de cerrazón y de avaricia, el hombre abrirá por fin su corazón y su bolsa a los más desposeídos; se sentirá caballero de la orden humana y así un tiempo nuevo empezará.

 El hombre habrá aprendido a dar y a compartir; los días amargos de la soledad habrán pasado; creerá nuevamente en el espíritu; y los bárbaros adquirirán derecho de ciudadanía.  Pero eso vendrá tras las guerras y los incendios; surgirá de los escombros ennegrecidos de las torres de Babel, y habrá necesitado el puño de hierro para ordenar el desorden y conseguir que el hombre encuentre el camino.

El hombre sabrá que todos los seres son portadores de luz, y criaturas que deben ser respetadas; habrá construido las ciudades nuevas en el cielo, sobre la tierra y sobre el mar. Conservará la memoria lo que fue y sabrá leer lo que será; no tendrá miedo de su propia muerte pues en vida vivirá muchas vidas y sabrá que la luz nunca se apagará.

                                             enrramado

 

Read Full Post »

EGREGOR

Apolo

 

Egregor

                  Fuerza que genera una corriente espiritual, que es a su vez nutrida según su ritmo y armonía con la Vida Universal que fluye en el Cosmos, con regularidad diapasónica.

                   Encuentro  de Entidades con característica común.
 

Read Full Post »